eldiario.es

El Puerto de Tarragona ha puesto en marcha el primer servicio ferroviario regular exprés en sus instalaciones. El nuevo enlace tiene como destino Andalucía, y viceversa, y tiene paradas en El Higuerón, en Córdoba; La Negrilla, en Sevilla; y San Roque, en Cádiz. Se prevé que el tráfico en un mínimo de 5.000 teus (contenedores) el primer año. Los primeros servicios ya arrancaron durante la pasada semana, según ha informado el Puerto de Tarragona.

En una primera fase, el servicio tendrá dos frecuencias semanales con salidas los lunes y jueves por la mañana, mientras que las llegadas se producirán lunes y miércoles o jueves. En función de la demanda, y de forma puntual, se podrán realizar una salida más cada siete días. El primer convoy con el que se ha inaugurado la conexión tenía una longitud de 550 metros y ha transportado un total de 1.500 toneladas de mercancías.

La empresa de transportes encargada de la comercialización es Multirail, mientras que el servicio es traccionado por Captrain, y Transpaís realiza la carga y descarga de los contenedores en la terminal La Boella. Al tratarse un convoy multi cliente, cualquier empresa interesada podrá hacer uso de esta conexión, independiente de si se trata de tráfico continental o con un componente marítimo.

El servicio ferroviario se realiza ahora en la terminal de La Boella para permitir una mejor gestión de los tráficos, ya que dispone de más más espacio. Con esta nueva ubicación se facilitará la configuración de convoyes más largos, se podrán incrementas las frecuencias y será más compatible con los tráficos portuarios regulares ya existentes.

Instalaciones

La terminal intermodal de La Boella cuenta con el espacio y maquinaria necesaria para realizar estas operativas. Las primeras estimaciones prevén que entrarán al puerto con un mínimo de diez vagones (veinte contenedores), aunque la configuración final es flexible en función de la demanda.

La nueva línea incrementará el tráfico en un mínimo de 5.000 teus el primer año. Además, se espera que con el incremento de la cuota ferroviaria y las conexiones marítimas del Puerto de Tarragona, como el servicio Ro-Ro con Turquía, puedan crearse sinergias y ampliar el servicio de dos a tres convoyes por semana.