Fuente:cartv.es (Aragón Noticias)

Se construyó en Alemania en 1928; recorrió el ferrocarril del Tigris, en Irak, y el Ejército la empleó en la guerra del Rif. Ahora, se convertirá en un reclamo para el patrimonio minero.

Imagen principal de la noticia

La locomotora 31 ha vuelto a las vías ferroviarias en las que estuvo transportando carbón durante casi cuatro décadas, tras 56 años de parón. "Ha estado 40 años expuesta recibiendo a todos los visitantes, recordando que nuestro pasado fue un desarrollo del carbón; el desarrollo del ferrocarril", explica el alcalde de Utrillas (Teruel), Joaquín Moreno.

Se construyó en Alemania en 1928, recorrió el ferrocarril del Tigris, en la actual Irak y el Ejército español la empleó en la guerra del Rif. Sus viajes se encargarán ahora de promover el patrimonio minero de Utrillas. "Para el pueblo es algo muy bueno. La verdad es que está atrayendo a mucha gente de fuera", cuenta uno de sus vecinos. 

Restaurar esta locomotora ha costado siete años y ha sido como montar un puzle en el que algunas piezas se han tenido que hacer de cero. "Ampliamos el proyecto, y hay dos máquinas de vapor encendidas a la vez", indica Francisco Javier de la Orden, miembro de AZAFT. Su recuperación, como gran parte del trabajo en el Parque de la Minería de la localidad, la ha realizado la Asociación Zaragozana de Amigos del Ferrocarril y Tranvías.

Su labor le ha servido a su presidente para dar nombre a la estación de la que parten los turistas. "En un reconocimiento muy grande. En la vida me había imaginado que podía llegar con mi tren a mi estación", afirma orgulloso el presidente de AZAFT, Carlos Abadías. Todo ello, conmemorando el día de la patrona de los mineros y el décimo aniversario del Tren Minero de Utrillas.