Fuente:  alicantepress.com

Este nuevo nodo logístico peninsular canalizará el transporte de mercancías de la línea Alicante-Canarias, entre otros puertos nacionales.

CHM trabaja en la puesta a punto de la nueva terminal de contenedores del Puerto de Alicante ubicada en el muelle 11.
 
La rehabilitación del muelle tiene una superficie aproximada de 70.000 metros cuadrados consiste en su adecuación como nueva terminal marítima e incluye además una conexión con ferrocarril. La compañía logística que gestionará las instalaciones -Hub Portuario de Alicante, S.L- cuenta con un plan inversor de 11 millones de euros para remodelar esta dársena.
 
El objetivo de esta puesta a punto es convertir el espacio en un nuevo nodo logístico peninsular a través del cual se pueda canalizar el transporte de mercancías de la línea Alicante-Canarias, entre otros puertos nacionales, y que pueda además convertirse en un núcleo intermodal conectado con otros recintos portuarios comunitarios.
 
La inversión inicial prevista para que esta nueva terminal esté operativa es de cerca de 11 millones de euros y las obras ya se encuentran al 10%. En este sentido, JSV estima que sus instalaciones gestionen a partir de 2023 el transporte de 1.600 contenedores semanales entre los puertos de Canarias, Marsella, Malta y Turquía.
 
Asimismo, la nueva conexión ferroviaria permitirá el desplazamiento de trenes lanzadera desde la terminal ferroviaria de contenedores que JSV gestiona en Miranda de Ebro (Burgos), así como con la terminal de Can Tunis, ubicada en el Puerto de Barcelona. Con esta conexión, el Puerto de Alicante quedaría vertebrado con el Norte de España y, por tanto, con el Norte de Europa.