Fuente:  eldiadevalladolid.com

La Asociación Vallisoletana de Amigos del Ferrocarril ha pedido al Ayuntamiento, durante la presentación de la XXX Exposición Ferroviaria, que se emplee el Depósito de Locomotoras y su entorno para ello

Presentación de XXX Exposición Ferroviaria organizada por Asvafer. - Foto: E. Press

La Asociación Vallisoletana de Amigos del Ferrocarril (Asvafer) ha detallado, durante la presentación de la XXX Exposición Ferroviaria, su propuesta al Ayuntamiento de Valladolid de que se emplee el Depósito de Locomotoras y su entorno como Museo del Transporte.

Esta propuesta tiene como objetivo garantizar la conservación del conjunto de edificios ferroviarios históricos de Valladolid, conservar el patrimonio ferroviario constituido por 28 vehículos ferroviarios, permitir la continuidad del taller de restauración del material ferroviario y por último, facilitar, con acciones intermedias sin inversión pública, la consolidación de nuestra propuesta a término que se expone al final.

Se trataría de un trabajo que, explican, se podría desarrollar en cuatro fases.

La fase previa, que consistiría en la restauración del Depósito de Locomotoras y el traslado de la colección de vehículos, que ahora se guardan en dicho depósito, a una de las naves de los antiguos talleres de Renfe.

La primera fase radica en la exhibición pública de los vehículos históricos restaurados de la colección, siguiendo el modelo expositivo empleado con gran éxito desde hace mucho tiempo por Asvafer en su Exposición Ferroviaria anual.

Para ello se recibiría a los visitantes en la calle Santa Fe y se habilitaría una corta línea ferroviaria para que suban a un pequeño tren que los llevaría directamente a la nave donde estarían expuestos los vehículos ya restaurados.

La segunda fase consistiría en el traslado del taller de restauración del material ferroviario histórico a alguna de las naves de los antiguos talleres de Renfe, donde los vehículos ferroviarios históricos puedan seguirse restaurando.

Finalmente se realizarían la tercera y última fase que tratarían de dar contenido al Depósito de Locomotoras y su entorno ubicando allí un Museo del Transporte, ya que no hay ninguna ciudad en España históricamente tan ligada al transporte como Valladolid tanto ferrovial, automovilística y fluvial.

XXX Exposición

El concejal de Planeamiento Urbanístico y Vivienda, Manuel Saravia, y el concejal de Planificación y Recursos, Pedro Herrero; han acudido este lunes a la presentación de la muestra y han estado acompañados por el presidente de la Asociación, Eugenio Moreno.

La muestra podrá visitarse del 3 al 11 de septiembre en la Estación de la Esperanza de Valladolid, de 17.30 a 21.00 horas. El último día, el domingo 11 de septiembre, abrirá también por la mañana, de 11.30 a 14 horas. Por la entrada se solicitará un donativo de 3 euros.

En la estación, el presidente y los trabajadores de la asociación han realizado un recorrido y han explicado la muestra, que consta de tres espacios.

El edificio principal, que antiguamente correspondía al cuarto de caloríferos, que se encuentra dividido en dos partes; un salón ferroviario que aloja diferentes objetos como gorras, herramientas o señales; el segundo espacio alberga tres maquetas en cuatro salas distintas.

El segundo espacio, que corresponde al salón de actos, cuenta con un simulador de la locomotora de la serie 252 de Renfe donde la gente podrá disfrutar de la experiencia de conducir un tren.

En el último espacio de la exposición se encuentran las maquetas representativas, que son recreaciones de edificios los reales de Valladolid, como las cuatro estaciones que ha llevado a haber en la ciudad, ellas inexistentes hoy en día como la 'estación de 'Tren Burra', o el 'Deposito de Locomotoras'.

Asimismo, los más pequeños también podrán disfrutar de los trenes con 'El Parque de Modelismo Tripulado' que cuenta con un circuito con un ancho de vía 184 milímetros por donde circula un pequeño tren al que se podrán subir todos los niños que midan menos de un metro treinta.

El acto ha servido también como marco para dar a conocer la restauración de la locomotora diésel ALCO 2100, una máquina cedida en 2017, cuya restauración ha sido tanto estética como funcional

Durante la presentación, Saravia, ha destacado que la Asvafer es una asociación que "tiene mucho interés para la ciudad" porque "está preocupada por la historia de los ferrocarriles, especialmente de los de la ciudad".

Asimismo, ha destacado la labor de la asociación de restauración de maquinas y material ferroviario, un trabajo "muy interesante que apoyan desde el Ayuntamiento".

Finalmente el acto de presentación ha concluido con la entrega de los 'Premios Arco de Ladrillo'. Uno de ellos ha sido concedido al Museo de la Ciencia de Valladolid por su contribución a la divulgación de la historia y la técnica del ferrocarril.