vocesdecuenca.com

El cierre de la línea de ferrocarril convencional que se derivaría de la aplicación del Plan XCuenca afectaría a una treintena de trabajadores que actualmente prestan servicio, de forma directa e indirecta, en la provincia de Cuenca.Fuentes del colectivo de profesionales ferroviarios han precisado a Voces de Cuenca que «estaremos en torno a la treintena o alguno más. Hay tres chavales que se tenían que incorporar el 31 de enero, que están haciendo el curso y lo terminan el día 20, y ya no van a venir. La provincia de Cuenca no va a recibir a esos trabajadores ni a los que pudieran ir viniendo en el futuro»

Estas mismas fuentes han puesto de relieve la incertidumbre que atraviesan al desconocer su futuro y ante la ausencia de información. «Esto no puede ser. Desde finales de noviembre, cuando se anunció, estamos con una intranquilidad tremenda. Nos hemos puesto en contacto con los superiores pero les pasa un poco como a nosotros. Ellos nos dicen que no les han comunicado nada. Esta empresas tiene tantos y tantos estamentos…que con los que hablamos habitualmente no saben nada tampoco». Así, ponen de relieve que «no nos han dicho absolutamente nada, no sabemos nada. Unos preguntan, otros no…pero oficialmente nadie nos ha dicho nada. El Plan XCuenca ni se acuerda de los trabajadores. Y Adif, de momento sigue con los servicios bajo mínimos y cada vez peor pero mientras haya servicios seguiremos aquí».La evolución del personal que trabaja en la línea ha sido paralela a la progresiva rebaja de trenes que circulan por sus vías. «En las elecciones sindicales de 1896, que fueron las primeras en las que participé, estábamos 175 trabajadores. Hace ya muchos años. De ahí en adelante ha sido un descenso paulatino hasta ahora, cuando estamos en una situación que menos no podemos ser. Es imposible que haya menos trabajadores», señalan.

El Plan XCuenca, otra vez al Pleno del AyuntamientoEl alcalde de Cuenca, Darío Dolz, ha adelantado que el Plan XCuenca será debatido de nuevo por el Pleno del Ayuntamiento tras ser analizado previamente en el Consejo Social.El primer edil ha indicado en redes sociales que «por mucho ruido que se haga, la verdad es que en el último Pleno no hubo un posicionamiento claro respecto tren convencional porque no se aprobó la moción que respaldaba la propuesta del Ministerio (Plan XCuenca) ni ninguna de las tres mociones que pedían el mantenimiento de la línea».En este sentido ha indicado que «para buscar ese posicionamiento claro de la ciudad, vamos a convocar el Consejo Social, máximo órgano de participación de la ciudad, y a volver a debatir este asunto en el Pleno a cuenta del Protocolo de colaboración remitido por el Ministerio y ADIF. No se tomarán decisiones sin contar con la ciudadanía, pero la falta de decisiones tampoco puede lastrarnos»
Dolz ha matizado que «debatiremos el Plan X Cuenca, la propuesta alternativa que el Ministerio ha hecho al Ayuntamiento, porque la continuidad de la línea de tren convencional no está en manos del Ayuntamiento. Es decir, el Ministerio puede cerrar la Línea, ahora o más adelante, y que Cuenca se convierta en una de esas ciudades con vías pero sin tren».El alcalde ha realizado estas declaraciones vinculadas a la noticia emitida por SER Cuenca