Fuente:  lagacetadesalamanca.es

La gratuidad de los Media Distancia despierta dudas en los usuarios recurrentes por motivos laborales ante la dificultad para obtener plaza los días con mayor demanda de este servicio

El 'tren gratis' complicará la reserva de asiento de los viajeros más  habituales

Pasajeros de un tren de Media Distancia procedente de Madrid se bajan en Salamanca.

El Consejo de Ministros del lunes despejó algunas de las incógnitas con la gratuidad de los abonos de Media Distancia que en el caso de Salamanca conectan con Valladolid y Palencia, así como con Madrid en el conocido como ‘tren lento’ por tardar casi tres horas en llegar a la capital de España frente a las menos de dos horas en que lo consigue el Alvia. La mayor bonificación se la ha llevado el tren de Media Distancia frente al deseo de la sociedad salmantina que pedía la cuarta frecuencia del tren rápido, existente antes de que llegara la pandemia.

Los pasajeros que deseen utilizar el Media Distancia podrán adquirir los abonos depositando una fianza de 20 euros (solo para una ruta) que serán devueltos en el caso de que se gasten 16 viajes en un plazo de 4 meses. No obstante, en la práctica para los viajeros ocasionales será más práctico sacarse el abono que adquirir un billete de ida y vuelta con Madrid (40 euros actualmente). Esta gratuidad ha despertado las dudas entre los viajeros habituales, sobre todo aquellos que tienen parada en Ávila por razones laborales.

La primera de ellas es ante la reserva del asiento. Hasta ahora tan solo era necesario pasar previamente por taquilla y reservar el asiento tras presentar el abono, sin embargo aún no se ha definido cómo será la forma de actuación con los nuevos bonos y si la posible avalancha de pasajeros pudiese afectar a los que inicialmente iba dirigida la idea que eran los pasajeros recurrentes.

Fuentes de la compañía no han precisado si será necesaria la presentación previa de la reserva de asiento o si bastará con enseñar el abono al interventor en el propio vagón. Si se mantiene la opción actual, se podría dar el caso de que los viajeros habituales tuvieran que acudir con varias horas de antelación a la estación para asegurarse disponer de un asiento, sobre todo en los días más concurridos como pudiera ser el fin de semana. Desde Renfe tampoco se aclara cómo se actuaría ante una llegada masiva de pasajeros: si habría vagones de refuerzo o aumento de frecuencias. Todo queda en el aire a la espera de ver cómo funciona cuando arranque la medida, según precisan desde la compañía estatal.

Los sindicatos descartan, en todo caso, incorporación de más trenes en los Media Distancia, aunque señalan que hay una convocatoria pública abierta dentro de la bolsa de empleo de Renfe—1.000 personas previstas en toda España— para la contratación de más interventores y comerciales en taquilla ante este periodo. Hay que recordar los problemas que ya existen en el control de pasajeros en Peñaranda.

En el caso del Alvia la bonificación se quedará en un 50% que se aplicará a los abonos Avant —aquellos que utilizan los usuarios del tren rápido entre Salamanca y Madrid—. Así, se aplicará una rebaja del 50% a todos los títulos multiviaje Avant (Abono Tarjeta Plus, Tarjeta Plus 10 o Tarjeta Plus 10-45), que se vendan entre el 1 de septiembre y el 31 de diciembre de 2022, con condiciones de uso específicas adaptadas al período de bonificación establecido.

Los abonos vendidos con anterioridad cuyos viajes se utilicen durante el periodo de vigencia de los descuentos, podrán solicitar la devolución del 50% de cada viaje realizado en ese periodo a través de los canales de postventa. Los descuentos de familia numerosa y otros organismos se aplicarán tras la rebaja del 50%. A diferencia de los abonos de Media Distancia, en este caso el descuento no será tan ambicioso.