energias-renovables.com

Toyota Motor Europe ha entregado al Centro Nacional de Hidrógeno tres de los seis módulos de pila de combustible de segunda generación que se integrarán en el sistema híbrido del proyecto FCH2RAIL (Fuel Cell Hybrid Power Pack for Rail Applications). Este proyecto es pionero en el campo de los trenes de tracción dual sin emisiones, que combinan el uso normal de las vías con los trayectos ferroviarios sin emisiones y sin catenaria. 



Toyota ha desarrollado y probado seis módulos de pila de combustible para la siguiente fase del proyecto, que ahora se inicia. Estos módulos incorporan la más reciente tecnología Gen2, que ofrece más potencia y densidad en una estructura más compacta. Se optó por utilizar la configuración de módulo plano, que permite una integración más eficiente en el techo del tren de demostración. 


Tres de los módulos ya han sido entregados al Centro Nacional de Hidrógeno (CNH2). Se probarán primero junto con las baterías en el sistema completo en un banco de pruebas, antes de pasar a Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles (CAF), otro de los socios del proyecto. Los tres módulos restantes irán directamente a CAF a mediados de febrero, donde se instalarán, junto con los primeros, en el tren de demostración.


Con la entrega de los módulos de pila de combustible de Toyota, los equipos pueden ahora desarrollar el sistema híbrido para el mecanismo de tracción dual que propulsa el tren. Este sistema combina la energía eléctrica suministrada por la catenaria con el grupo híbrido de pila de combustible, que funciona de forma independiente.

El vehículo de demostración es un tren eléctrico de servicio suburbano CIVIA fabricado por CAF y lo suministra Renfe (ambos son socios del consorcio FCH2RAIL). Una vez finalizada la integración, el consorcio comenzará las pruebas funcionales y los ensayos para el proceso de aprobación en las redes ferroviarias de España y Portugal. 



La inbiciativa FCH2Rail se puso en marcha hace exactamente un año y pretende poner a prueba la gestión energética y validar si puede constituir una solución fiable y viable para el desarrollo de trenes de hidrógeno sin emisiones.  El proyecto está financiado por el Fuel Cells and Hydrogen 2 Joint Undertaking (FCH 2 JU).