larazon.es

La liberalización de la alta velocidad ferroviaria cumple un año con notables resultados al menos en lo que al crecimiento del tráfico de pasajeros se refiere. El 10 de mayo de 2021, la compañía de bajo coste francesa Ouigo lanzó su servicio entre Madrid y Barcelona para hacerle la competencia a Renfe. Un año después, el balance de sus operaciones no puede ser más satisfactorio según los datos aportados por la compañía. En estos doce meses, ha transportado a más de dos millones de viajeros (2.001.437 exactamente) en 3.674 viajes. La tasa de ocupación media de los trenes de la compañía gala desde el inicio de las operaciones ha sido superior al 97%, con picos del 99% y 100% en periodos festivos como el puente de la Constitución, Navidad, Carnaval, Semana Santa o La Mercè.

Ouigo asegura que desde la llegada de la compañía en el único corredor en el que existe competencia a día de hoy, se han reducido los precios en una media de más del 50% con respecto a los que había antes de la liberalización. Esta bajada de precios, añade, “ha abierto las puertas del tren a todo tipo de viajeros, incluidas familias, jóvenes o autónomos, perfiles hasta ahora inusuales en la alta velocidad, que se suman al cliente habitual principalmente de negocios. En concreto, de los 2.001.437 de viajeros que han elegido Ouigo durante este año, el 52% es menor de 45 años y más de 300.000 (un 15% del total de viajeros) lo ha hecho en familia. “Hemos conseguido hacerlo [el tren de alta velocidad] accesible a todos los bolsillos y que la gente pueda optar por un transporte sostenible”, ha destacado Hélène Valenzuela, directora general de Ouigo España

Más viajeros

La liberalización del sector ha cambiado el paradigma de la alta velocidad ferroviaria de viajeros en España. Según datos del propio administrador de infraestructura (Adif), ya en agosto de 2021, pocos meses después de comenzar a operar, en la línea entre Madrid y Barcelona el índice de recuperación en el número de viajeros fue de 117% respecto al mismo periodo en 2019. Entre enero y marzo de 2022, el tráfico entre Madrid y Barcelona creció un 68,9% con respecto al mismo periodo del año anterior.

Una vez liberalizado el corredor con más tráfico de España, los siguientes pasos a dar por Ouigo son su desembarco en las líneas con Levante y Andalucía, en las que también tiene adjudicada capacidad para operar. En los próximos meses, la compañía comenzará sus operaciones entre Madrid y Valencia con tres frecuencias diarias de ida y vuelta, es decir, seis trayectos en total cada día. Posteriormente, está previsto el comienzo de las operaciones entre Madrid y Alicante, con parada en Albacete. El servicio Madrid-Albacete-Alicante contará con dos frecuencias diarias, sumando cuatro trayectos en total al día.