Fuente:  elespanol.com

Las tres ciudades más grandes en Alicante que carecen de la conexión en un servicio de tren accesible esperan conexión mientras crece el AVE.

El anuncio de la nueva estación intermodal, el debate sobre la parada en Atocha o Chamartín del AVE y el TRAM gratuito en los domingos durante tres meses da fuerzas a los defensores de los servicios de Cercanías en Alicante, la provincia en la que tres de sus ciudades más pobladas no cuentan con ello. Torrevieja no tiene ninguna conexión por ferrocarril, Alcoy la tiene con Valencia y Dénia cuenta con el TRAM.

Con más de ochenta mil habitantes, el caso de Torrevieja es el más llamativo del territorio. Incluso lo es a escala estatal ya que con una población igual o superior solo hay otras tres que no estén conectadas por tren: Marbella, Roquetas del Mar y El Ejido. Su alcalde, el popular Eduardo Dolón, no entiende esta situación y pregunta por el informe que se encargó al Ministerio de Transportes sobre la viabilidad del servicio.

"Un estudio que no se ha hecho público y que se tendría que haber dado a conocer", recalca. De hecho, aún está esperando que le reciban en esta legislatura. "No he conseguido que me reciba la ministra actual ni antes el ministro", cuenta en referencia a Raquel Sánchez y a Jose Luis Ábalos. Frente a esta situación, y con el Ayuntamiento de Orihuela y la Diputación, encargó a la Universidad de Alicante un estudio para analizar la situación.

Aquel estudio de 2020 concluía que "la Estación de Torrevieja – Orihuela Costa registraría cerca de 1.200.000 viajeros anuales, lo que significaría un promedio de unos 3.300 viajeros por día, de los cuales un 85% provendrían de la media y larga distancia y el 15% restante de las relaciones con la línea C-1 de Cercanías". 

TRAM en el sur

A pesar de ese esfuerzo y de esas cifras presentadas, aún queda por recorrer. Por eso Dolón avanza una de las ideas que le planteaba en la visita de la semana pasada del conseller Arcadi España. "Si hay TRAM en el norte de la provincia ¿por qué no existe en el sur?". Sobre ese razonamiento cuenta que están trabajando conjuntamente para presentar alternativas de uso que conecten precisamente Torrevieja con los otros grandes núcleos de la costa. Como señala, "es cuestión de trabajar y ya hemos adelantado mucho".

Si los servicios de Cercanías se gestionan desde Madrid, y por eso está aumentando la petición en los últimos meses para su transferencia a la Generalitat, la cobertura del TRAM sí depende del Consell. Una posibilidad que supondría un gran cambio para la movilidad de una comarca con más de 350.000 habitantes.

En el norte, Dénia sí sabe el empujón que representa el TRAM. Y también perderlo. La Línea 9 que la unía con Calp dejó de circular el 28 de julio de 2016. Aquella parada en mitad de la temporada turística vino obligada por falta de seguridad, un factor que atribuían a la ausencia de inversiones durante más de veinte años.

Al anunciarse esta semana las nuevas conexiones del aeropuerto de Castellón con Madrid a partir de otoño, en redes sociales se expresaba el malestar. Un razonamiento que surgía en comparación que deja en evidencia esa incomunicación. A pesar de ello, desde la Generalitat se sienten optimistas porque se ha conseguido adelantar la fecha de reapertura de la Línea 9.

En las montañas

El recorrido por costas escarpadas en determinadas zonas de La Marina Alta y la Baixa aporta vistas espectaculares como las que podría tener Alcoy con Alicante. La que fuera capital industrial sí tiene trenes de Media Distancia que la conectan con Valencia. Y ese puente es el que abre la posibilidad de planear trayectos con Alicante: cuatro horas de viaje con larga parada en Xàtiva.

El presidente de la Diputación, Carlos Mazón, lo resumía tras el anuncio de la gratuidad en domingo de los viajes en TRAM durante tres meses. "Lástima que los domingos es cuando menos gente usa el tranvía. El problema real es que no hay trenes, ni cercanías y ya veremos Atocha".