larazon.es

El Consejo de Administración de Adif autorizó la adjudicación, por importe de 6.458.720,10 euros, del contrato de instalación del suministro de energía de 2.200-3.000 V para la futura implantación del sistema de comunicaciones vía radio GSM-R en la línea ferroviaria convencional Ávila-Salamanca.

Según figura en el comunicado de Adif remitido a Ical, el contrato, que cuenta con un periodo de ejecución de 18 meses, ha sido adjudicado a Sistemas y Montajes Industriales. La actuación se realizará en los 110,6 kilómetros del trazado ente las estaciones de Ávila y Salamanca, y también incluye el tendido de una nueva red de fibra óptica.

La necesidad de mejorar el sistema de suministro de energía actual surge como consecuencia de la próxima implantación del sistema de comunicaciones radio GSM-R, que será objeto de otro contrato, y de conectar los servicios actuales, alimentados localmente, a la nueva red de energía 2.200-3.000 V propia de Adif.

El sistema GSM-R (Global System for Mobile Communications Railways) es un modelo de radiotelefonía escogido por la mayor parte de las compañías ferroviarias europeas, entre ellas Adif. Dicho sistema cumple con las especificaciones necesarias para garantizar la interoperabilidad entre las distintas redes.

El GSM-R proporciona todos los servicios necesarios para la comunicación mediante radiotelefonía entre las circulaciones y el puesto de mando. Este sistema, que permite al maquinista del tren estar en contacto permanente con el Centro de Regulación de Circulación es, a su vez, complementario con los sistemas de señalización instalados de bloqueo automático con Control de Tráfico Centralizado (CTC).

Esta actuación contribuye a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), como es el número 9, que tiene entre sus metas la promoción de infraestructuras sostenibles, fiables y de calidad. Por ello, la actuación va a ser financiada por la Unión Europea a través de los fondos Next Generation.