"En Banyoles conservan la estación de principios del siglo pasado del ferrocarril que les unía a Girona y que era conocido como el tren Pinxo", detalla Mar Rovira Batlle al compartir sus fotografías en Las Fotos de los Lectores de La Vanguardia.

Banyoles es la capital de la comarca del Pla de l'Estany. El tren Pinxo llegó a esta población por primera vez el día 16 de marzo de 1928, donde funcionó hasta el año 1956, según detalla Banyoles Cultura.

Desde el siglo XIX hubo varios intentos para llevar este tren a Banyoles como reclamo de crecimiento del turismo y del comercio.

 

En el año 1877 se intentó construir un tranvía entre Girona y el balneario de la Font Pudosa

Más tarde, en el año 1899, se quería instalar un ramal de vía férrea desde la plaza dels Turers-calle Gran (actual Jacint Verdaguer) hasta la Font Pudosa. 

En el  1904 se desestimó el proyecto de ferrocarril para enlazar la ciudad balneario de Aix-les-Termes con Girona pasando por Banyoles.

Finalmente, en el año 1910, la Compañía de Ferrocarriles de Catalunya, decidió solicitar la concesión para alargar la línea desde Flaçà hasta Girona, y construir un ramal hasta Banyoles.

Llegada del tren a Banyoles

El tren se hizo llamar Tranvía de Girona a Banyoles. Se trataba de un ramal más de la línea ferroviaria del popular Tranvía del Baix Empordà que pretendía unir las poblaciones de Palamós-Flaçà-Girona y Banyoles. Ahora bien, no fue posible el proyecto de enlazar Banyoles con Olot.

El proyecto fue aprobado en el año 1912, pero tardó 14 años en acabarse el ramal de Banyoles. Y el trazado de las vías quedó emplazado en la cuneta paralela a la carretera.