Decenas de personas pertenecientes a colectivos ciclistas y ecologistas han acudido hoy con sus bicicletas a las taquillas de las principales estaciones ferroviarias del Eje Atlántico de Galicia para exigirle a la Renfe poder transportar en trenes de media distancia sin dificultades sus bicicletas y así usarlas después en las ciudades de destino.

En una acción coordinada a la misma hora de la mañana en las estaciones de A Coruña, Compostela, Vilagarcía, Pontevedra y Vigo-Urzáiz han cubierto decenas de hojas de reclamaciones en las que han pedido a Renfe que permita llevar más bicicletas en los trenes y que no cobre suplemento por ello y han desplegado pancartas con el mensaje "Bici en el tren ¡Ya!".

Según los colectivos, en Galicia la intermodalidad entre el tren y la bicicleta es casi una quimera. La ausencia de trenes de cercanías hace que los recorridos por el Eje Atlántico de la comunidad solo se puedan hacer en trenes de Media Distancia (Avant, MD y Regionales).

Acusan a Renfe de poner demasiadas dificultades para que en estos trenes, al contrario que sucede en los de cercanías de otros lugares del Estado, las personas puedan desplazarse y después emplear la bicicleta como medio de transporte sostenible en el destino. En los trenes regionales y MD gallegos la compañía solo permite subir tres bicicletas por trayecto completo y cobra un suplemento cuando los trayectos son de más de 100 kilómetros.

"Una familia o un grupo de cuatro personas no puede llevar sus bicicletas en el mismo tren,  y si es una familia de tres personas podrá si tiene la suerte de que nadie que viaje en la misma línea no haya cogido antes los tres billetes. Además, Renfe cobra un suplemento por bici para los trayectos de más de 100 Km, por lo que entre Vigo y Santiago, por ejemplo, tendremos que abonar tres euros por bici y trayecto. Lo mismo sucede entre Compostela y Ourense, con el agravante de que las tres bicis solo pueden ir en uno de los dieciséis trenes que unen ambas ciudades cada día, ya que el resto son Alvia o Avant y solo admiten bicis plegables", denuncian desde las organizaciones.

La propia Renfe afirma en su web que "La combinación de Tren+Bici es clave para una movilidad urbana fluida y limpia, y al mismo tiempo, los trenes de Renfe son el medio ideal para combinarse con el cicloturismo y ofertar una solución eficaz para llevar más allá la afición por este deporte y, para muchos, modo de vida".

"No obstante", afirman desde las organización de las movilizaciones realizadas hoy, "en Galicia estas son palabras vacías de contenido, pues esto solo vale para las cercanías y las dificultades que pone Renfe para comunidades como Galicia, que no cuentan con este servicio, son muy elevadas y debería solucionarlas. Las grandes áreas urbanas de Galicia son de las pocas del Estado que carecen de trenes de cercanías, a pesar de contar con muchos recorridos que por tiempo se enmarcan en esta definición". 

En sus reclamaciones a Renfe han insistido en tres puntos fundamentales:

  • Que Renfe busque una solución para no limitar el número de bicis en un tren a solo tres por trayecto.

  • Que se permita subir bicicletas sin plegar en los trenes Avant, ya que el modelo de tren que se utiliza (s121) tenía enganches de bicicletas en origen, pero Renfe los retiró y ahora ese espacio está infrautilizado.

  • Que el coste por llevar la bici en el tren sea gratuito, independientemente del número de kilómetros que se recorran.

  • Que Renfe sea consecuente con su campaña y que esto se aplique a los trenes de MD en Galicia, ya que no se dispone de un servicio de  cercanías y esto crea una discriminación con las viajeras y viajeros de Galicia.

Los colectivos que han participado son Golpe de Pedal, Arousa en Bici, Composcleta, Conbici, Ecoloxistas en Acción, Greenpeace, Mobi-liza, Mulleres Bicivisíbeis, Pedaladas, Verdegaia, Vigo Ciclábel.