calatayud.es

 

El Ayuntamiento de Calatayud está llevando a cabo una serie de medidas para evitar el vandalismo que afecta al tren TER (Tren Español Rápido). El histórico convoy es una cesión de la Fundación de Ferrocarriles Españoles al Ayuntamiento y permanece expuesto en el entorno de la estación de ferrocarril de la ciudad. 

Durante las últimas semanas se han instalado cuatro cámaras de seguridad, que refuerzan la vigilancia de este espacio con una grabación las 24 horas del día. Son cuatro sistemas de alta resolución y visión nocturna con las que se pretende identificar a aquellas personas que pretendan hechos de vandalismo en el TER, como los sufridos en numerosas ocasiones los últimos meses. El Ayuntamiento ha instalado este sistema de vigilancia una vez que ha contado con los permisos de la Comisión de Garantías de la Videovigilancia de Aragón. 

Por otro lado se ha instalado un vallado perimetral que impide el acceso hasta los coches y que presenta las mismas características que el cerramiento de la estación, aunque tiene una menor altura para garantiza la adecuada visibilidad del tren. 

La última de las medidas emprendidas por el Ayuntamiento consiste en el pintado del TER, que ha comenzado esta semana y con lo que pretende recuperar su aspecto original.

El entorno de la plaza Fernando Martín donde se encuentra este histórico ferrocarril ha sido mejorado con la instalación de una zona infantil. En los próximos días se colocará césped y suelo de seguridad para finalizar con esta actuación, que lleva a cabo el Área de Medio Ambiente.

Estos vagones datan de 1964 y pertenecieron al TER 597.