Fuente: laopinioncoruna.es

La cuarta parte del total del terreno que expropiará Adif corresponde a tres fincas municipales de Vío. El organismo ferroviario valora el suelo urbano a 120 euros el metro.

El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) sacó a contratación la construcción del acceso ferroviario al puerto exterior de punta Langosteira (139,7 millones de euros), un proyecto que supondrá expropiar en total 115.870 metros cuadrados de terrenos rústicos y urbanos en los términos municipales de A Coruña y Arteixo. Del total de superficie a expropiar, 28.869 metros, es decir, la cuarta parte del total, es terreno municipal, propiedad del Ayuntamiento coruñés.

La ejecución de ansiado acceso ferroviario a Langosteira en vía única sin electrificar afectará a tres parcelas del Concello que están situadas en el entorno del polígono de Vío, al borde de la actual línea férrea y el polígono de Pocomaco. Una de ellas es la parcela de mayor superficie afectada por este proyecto, tiene en total 19.858 metros cuadrados. Otra posee 7.058 metros y la tercera 1.952. Una de ellas además posee una construcción de 609 metros cuadrados construidos.

En total suman 28.868 metros cuadrados y es todo suelo urbano, que en el proyecto de expropiación se valora a 120 euros el metro, por lo que las arcas municipales coruñesas recibirán en concepto de indemnización por expropiación un total de 3,5 millones de euros. A esta cifra se sumarán las compensaciones por las ocupaciones temporales de otras superficies.

Con estos 3,5 millones A Coruña podría financiar, del presupuesto de 2020, todo el plan de alumbrado, el de mobiliario de parques y jardines, más todas las obras de saneamiento y depuración, el gasto de bibliotecas y el de educación y en colegios. Podría costear todo lo que destinó entonces a Servicios Sociales (1,8 millones), y aún le sobrarían 1,7 millones.

En el proyecto se ha valorado a 120 euros el metro cuadrado en urbano y a 7,7 euros el suelo con matorral mientras que los prados se tasan en 8 euros el metro.

En el municipio de A Coruña se expropian en total 77.558 metros cuadrados propiedad del Concello, empresas y particulares, de los que 30.943 son suelo rural y 46.615 metros cuadrados son urbanizados.

En el caso de Arteixo se expropian en total 38.311 metros cuadrados pero son todos suelo rural, por lo que implica un precio menor. En el municipio coruñés el Ayuntamiento es el mayor expropiado pero en el caso arteixán el Concello no posee ninguna propiedad afectada por este proyecto de infraestructuras ferroviarias.

Adif en total ha consignado 7,1 millones de euros para pagar expropiaciones a particulares, empresas y administraciones. En esta cifra se incluyen bienes que hay que eliminar (construcciones, por ejemplo), que tan solo suman 31.110 euros y también los derechos mineros de una explotación de minerales, que en este caso son de una empresa con sede en Arteixo, Construcciones Crespo Barros, que percibirá en total 569.289 euros.

En el municipio arteixán además se valoran los terrenos con plantación de eucalipto o pino, a doce euros el metro cuadrado.

Además del Concello de A Coruña, dos promotoras también verán expropiadas varias de sus propiedades. Sobre todo la Promotora Urbana de Vío, del grupo Inveravante, a la que le expropian 17.743 metros cuadrados de tres terrenos, todos urbanos, por los que se valoran a 120 euros, en total 2,1 millones de euros.

A Promotora de Viviendas Urbanas SL, la matriz del empresario Manuel Collazo Mato, este proyecto le afecta a dos terrenos, pero son rurales, matorral y pasto, con poco más de 2.100 metros cuadrados.