El centro ETPCO ofrece ciclos para futuros maquinistas y para aquellos más veteranos que deben examinarse para obtener la licencia y el diploma que acredita los conocimientos necesarios

Judit Montero tiene 20 años y quiere ser conductora de trenes. Sí, quiere ser maquinista. Montero es una de los 44 alumnos -son solo cuatro mujeres- que en estos momentos estudian por el centro de Etpco (la Escuela Técnica Profesional de Conducción y Operaciones) que la compañía Renfe tiene en L'Hospitalet de Llobregat. "Es un curso bastante intenso y al principio me daba un poco de miedo porque son unos estudios que no se suelen nombrar, no hay información y nunca te los mencionan en bachillerato", comenta la joven a los mandos de un simulador.

"Aquí vienen a formarse tanto personas que quieren ser maquinistas como veteranos que ya lo son y a los que la ley les obliga a hacer cada dos años un reciclaje", explica Javier Ruiz Cantín, formador de la Etpco. En este centro los alumnos deberán afrontar una multitud de retos que les proporcionarán, finalmente, el título de conducción apropiado. “Vienen para enfrentarse a situaciones que muchas veces no se suelen dar de forma habitual en la vía, pero se entrenan para poder llegar a gestionar correctamente una situación de riesgo como las que les proponemos. Gracias a las clases teóricas y a los simuladores con los que cuenta el centro, los alumnos consiguen su permiso para ser conductor o renovar su permiso antiguo para seguir siendo maquinista durante dos años más”, concluye Ruiz Cantín.

El centro cuenta con cuatro simuladores repartidos en dos salas que ayudan a los estudiantes a poner en práctica sus habilidades. “Los cuatro simuladores, dos por aula, están siempre en funcionamiento, todos los alumnos tienen su propio horario y saben a qué hora deben venir para realizar sus prácticas con el simulador”, cuenta Oriol Giner, técnico de formación del centro.

Casi mil plazas

La de conductor de trenes no era, hasta hace bien poco, una de las profesiones más demandadas, pero la reciente oferta de empleo hecha por Renfe, que busca 975 trabajadores para sus convoyes en toda España, ha generado un alto interés. La compañía publicó el pasado 16 de febrero las bases de la convocatoria para 600 plazas de maquinistas, con posibilidad de percibir un salario de hasta 20.000 euros anuales.

"Cuando decidí entrar en esta formación busqué la información por internet y le pregunté a gente que ya era maquinista, me ayudaron mucho", comenta Judit Montero. Además del reto que supone entrar en esta formación, Montero se enfrenta al desafío que marcan los roles de género en esta carrera. "Aunque somos pocas en clase, somos cuatro chicas de 22 alumnos, es verdad que claramente ha habido un aumento de las mujeres que comienzan a estudiar esto. Comparado con otros años comienza a haber una evolución. Haces bachillerato y ni siquiera te mencionan que puedes ser maquinista, porque hay muchos trabajos que los siguen orientando según tu género".

También veteranos

Comparten aulas e instalaciones futuros maquinistas y conductores veteranos. "Yo creo que somos de los profesionales que más mirados estamos ya que cada dos años debemos presentar un examen teórico y práctico y cada año nos hacen el examen psicotécnico", expone Agustín Romero, que cuenta con varios años de experiencia como conductor. "Venimos aquí para seguir formándonos y el simulador nos es de gran ayuda ya que nos pone en situaciones de riesgo muy altas para entrenarnos por si algún día llegaran a pasar", indica el maquinista.

Fuente: https://www.elperiodico.com/es/sociedad/20220226/renfe-maquinistas-formacion-etpco-13284533