Las otras dos ofertas que se presentaron a la licitación fueron las de Transervi y el consorcio de empresas Alsa Ferrocarril y Jiménez Lopera. El contrato, que asciende a 43,8 millones de euros y puede tener tres prórrogas de un año, autoriza a Fesava aportar servicios ferroviarios de carácter comercial, bajo la fórmula de riesgo y ventura, a las compañías que así lo consideren, ya sea directamente o a través de la autoridad portuaria, siempre que no estén incluidos en el paquete de acceso mínimo a las infraestructuras del puerto.

Asimismo, se indica que podrá repercutir a los operadores los costes de las actividades desarrolladas, mediante las correspondientes tarifas, que deben ajustarse a las aprobadas por la autoridad portuaria. Entre los servicios que se podrán prestar se encuentran los de formación de trenes, con la opción de agregar y segregar material; posicionamiento de vagones a la carga o a la descarga, posicionamiento de material para reparación o cualquier otra operación solicitada relacionada con el movimiento de material en las instalaciones ferroviarias.

En la licitación también se incluía la aportación y el mantenimiento de los medios de tracción para realizar las maniobras, el enganche y desenganche de la locomotora a los vagones de la composición, manipulación de UTIs ,así como la colocación y retirada del material ferroviario en los muelles y terminales.