ffe.es

En los talleres de Siderúrgicas Requena se acaban de iniciar los trabajos de restauración de los cuatro coches ‘Costa’ adscritos a la composición del Tren de la Fresa. Con un siglo de historia, los coches necesitaban una profunda intervención en sus cajas de madera para poder seguir prestando sus servicios como tren histórico en las mejores condiciones posibles de calidad patrimonial y seguridad.

La Fundación de los Ferrocarriles Españoles firmó en 2020 un acuerdo con Renfe para la restauración de las cajas de los cuatro coches, unos trabajos cuyo coste de 400.000 euros ha sido asumido por Renfe Viajeros. Las tareas de restauración ya se han iniciado en los veteranos talleres ferroviarios de Siderúrgicas Requena, donde se realiza desde hace años el mantenimiento ordinario de este material histórico. La restauración se ha iniciado en dos de los coches que a priori presentaban un mayor nivel de deterioro, y que de hecho habían sido retirados de la circulación hace dos años a la espera del inicio de estos trabajos. Renfe Viajeros, con la colaboración del Museo del Ferrocarril de Madrid, realiza una supervisión continua de su ejecución.

En el marco de este control se van adecuando los trabajos al progreso de los mismos, incorporando mejoras o soluciones especiales en función del estado de los elementos de estas históricas cajas de madera. El plan de trabajo en curso subsanará algunas alteraciones que se han producido en estos coches a lo largo de su historia, las cuales distorsionaban su calidad patrimonial. También se ha contemplado el uso de maderas de alta dureza, ante los esfuerzos que soportarán por su circulación ferroviaria y dada su alta exposición a los agentes ambientales, para garantizar el buen comportamiento y la durabilidad de este material. En paralelo se evalúan acciones adicionales para mejorar otros elementos, como los equipamientos eléctricos, de confort y de explotación.

Los coches ‘Costa’

El Museo del Ferrocarril de Madrid cuenta en su colección con cuatro coches de esta numerosa serie, de la que llegaron a construirse, desde 1914 hasta 1930, hasta 406 unidades. Son los CCR-2470, CC-2435, CC-2439 y CC-2375, de la década de 1920, que en origen fueron destinados al servicio de Cercanías en el litoral catalán de la Compañía de los Ferrocarriles de Madrid a Zaragoza y a Alicante (MZA). De ahí les viene el nombre de ‘Costa’, aunque posteriormente, sobre todo a partir de la integración de MZA en Renfe en 1941, formaron parte de todo tipo de composiciones hasta su retirada de la circulación a finales de la década de 1970.

Los ‘Costa’ fueron apeándose poco a poco del servicio regular, y la mayoría de la serie fue desguazada antes de los años setenta. Los cuatro coches que conserva la Fundación fueron preservados por Renfe y participaron en numerosos rodajes cinematográficos, siendo protagonistas de varios spaguetti western filmados en los llanos de La Calahorra, en el ramal minero de Alquife, Granada.

Los trabajos tendrán un coste total de 400.000 euros, que ha sido asumido por Renfe Viajeros, y supondrán una profunda intervención en sus cajas de madera para que los coches puedan seguir prestando sus servicios como tren histórico en las mejores condiciones posibles de calidad patrimonial y seguridad