Ya es oficial: un nuevo Orient Express regresa a Europa para deleite de los amantes de los trenes de lujo. El destino concreto es Italia, donde el futuro ferrocarril dedicado a la Dolce Vita (ése será su nombre oficial) recorrerá un total de 16.000 kilómetros (de los cuales 7.000 son históricos y todavía no están electrificados) a lo largo de 14 de las 20 regiones del país. De arriba abajo. De los Alpes a Sicilia, haciendo parada y posta en 130 ciudades como Florencia, Génova, Roma o Nápoles.
Eso sí, la recreación del mítico tren que inmortalizó la escritora Agatha Christie en su Asesinato en el Orient Express no será una realidad hasta enero de 2023. Los itinerarios nacionales no serán los únicos, ya que el tren también contará con tres rutas internacionales: París, Estambul y Split.Así se hizo saber en la reciente presentación del proyecto a cargo del principal operador nacional de ferrocarriles Trenitalia, la agencia de viajes de lujo Arsenale y la cadena hotelera Accor, propietaria de la marca Orient Express.No en vano, esta última firma también prevé inaugurar el primer hotel de Orient Express en Roma, de forma que los clientes del ferrocarril puedan hacer noche en él. No está prevista su inauguración hasta 2024, aunque ya se sabe que la cadena también abrirá nuevos hoteles bajo esta exclusiva marca en Londres, París, Milán y Florencia.Mientras tanto, los fans de Orient Express ya pueden pensar en recordar aquellos tiempos de la dolce vitaen los que la ciudad eterna de Roma (y por extensión, toda Italia) vivía feliz y despreocupada. Sería el cineasta Federico Fellini el encargado de que tal pasara a la Historia gracias a la película homónima protagonizada por Marcello Mastroianni y Anita Ekberg en 1960. La propia alcaldesa de Roma, Vrginia Raggi, tiene claro que se podrá respirar "aquella atmósfera de la Roma de Fellini, mientras que las grandes estrellas de entonces y Via Veneto volverán a ser una realidad".Los viajeros podrán elegir entre 10 itinerarios diferentes dentro de Italia además de los tres destinos internacionales antes citados. Seis trenes en total se encargarán de cubrir el recorrido. Desde Roma saldrán dos rutas centrales: una hasta Siena, en la Toscana, y la otra hasta el mar Adriático. Milán será el punto de salida en el norte del país, con dos recorridos en los que se podrán conocer ciudades como Verona, Venecia o Turín. El tramo del sur cubrirá La Puglia y Sicilia.
También se conocen los detalles del interior de los vagones del tren, con capacidad para 64 pasajeros y que contará con 12 cabinas de lujo, 18 suites (más otra de honor), un bar y un restaurante, inspirado todo en las glamourosas décadas de los años 60 y 70. Dos de los vagones serán para el personal, que ofrecerán un servicio a bordo de cinco estrellas.
Del diseño, inspirado, claro está, en la Dolce Vita y el espíritu viajero contemporáneo, se ha encargado DimoreSstudio, un gabinete italiano especializado en decoración de interiores con sede en Milán cuyos responsables son Emiliano Salci y Britt Moran, a favor de un estilo sofisticado que huye de la banalidad o la provocación.El apartado gastronómico está resuelto por un grupo de reputados chefs y sumilleres tanto italianos como de otras partes del mundo, de forma que los viajeros puedan degustar diferentes sabores de la alta cocina.